Volver atrás

“Ah… ¿que estás embarazada? Pues deberías…”

La maternidad, desde antes de la concepción, es un viaje emocionante que transforma nuestras vidas de maneras inimaginables. Cambios físicos, emocionales, mentales, sociales… todo se da a la vez y de manera abrupta. Esta realidad nos lleva a explorar nuevas facetas de nosotras mismas. Sin embargo, a menudo nos encontramos enfrentando no solo los desafíos internos, sino también los comentarios externos que pueden afectar nuestra autoestima y confianza como madres.

Es natural que, tanto cuando estás intentando quedarte embarazada, como cuando ya lo estás y, por supuesto, cuando eres madre, nos encontremos rodeadas de consejos, opiniones y comentarios de familiares, amigxs e incluso extrañxs. Aunque muchos de estos comentarios puedan venir de un lugar de amor y preocupación, algunos pueden ser inapropiados o incluso hirientes.

Afrontar los comentarios no deseados durante la maternidad

Lidiar con los comentarios negativos durante el embarazo puede ser desafiante, pero hay estrategias que pueden ayudarte a mantener una actitud positiva y protegerte emocionalmente.

Establece Límites

No tienes que aceptar todos los comentarios que recibes. Establece límites claros con las personas que hacen comentarios negativos. Si alguien cruza una línea, no dudes en expresar tus sentimientos y pedir que respeten tus decisiones.

Encuentra un Círculo de Apoyo

Busca personas que te ofrezcan el apoyo emocional que necesitas. Esto podría incluir a tu pareja, familiares, amigos cercanos, pero también grupos, recursos online o incluso ayuda terapéutica. Compartir tus experiencias con personas que te entienden y aceptan el tipo de ayuda que pueden brindarte es primordial.

Empatiza (hasta donde quieras)

A veces, las personas hacen comentarios sin darse cuenta del impacto que pueden tener. Intenta ponerte en su lugar y considera que sus palabras pueden provenir de la ignorancia o la falta de sensibilidad. Esto no justifica los comentarios negativos, pero puede ayudarte a no tomarlos de manera personal.

Educación

Infórmate sobre el embarazo y las decisiones que estás tomando. Cuanto más comprendas tu situación, más segura te sentirás al enfrentar los comentarios negativos. La educación también te ayudará a responder con conocimiento cuando alguien cuestione tus elecciones.

Ignora o Responde con Amabilidad

A veces, la mejor respuesta es no responder en absoluto. Ignora los comentarios hirientes y no les des poder. Si decides responder, hazlo con amabilidad y firmeza. Por ejemplo, puedes decir: “Aprecio tu opinión, pero estoy segura de que estoy tomando las decisiones correctas para mí y mi bebé”.

A veces, no puedes cambiar la opinión de los demás. Aprende a dejar ir los comentarios negativos y no permitas que afecten tu autoestima. Tu valía no depende de lo que otros piensen.

Recuerda que eres tú quien Tiene el Control

El embarazo puede ser un momento vulnerable, pero también eres increíblemente fuerte. Confía en ti misma y en tus instintos como madre. No permitas que los comentarios negativos te hagan dudar de tus capacidades.

Eres la persona que mejor conoce su situación y sus necesidades. Confía en tus decisiones y en tu capacidad para cuidarte a ti misma y a tu bebé.

Cada madre es única y que no hay un enfoque “correcto” para la maternidad. Al cultivar la autoaceptación, establecer límites claros y practicar la comunicación asertiva, podemos enfrentar los desafíos de la maternidad con confianza y fortaleza.

Recuerda que mereces respeto y apoyo durante este momento tan especial en tu vida. No dudes en rodearte de personas que te animen y te hagan sentir valorada.

Contacta con nosotras





    [borlabs-cookie id="recaptcha" type="content-blocker"][/borlabs-cookie]
    ×