✨​¿Quiénes son los Reyes Magos?✨​

Estos días en Instagram ha habido cierto debate sobre qué decir respecto a los Reyes o Papá Noel.

Sin entrar en polémica ninguna, cada cual es libre de que criar con los valores que considere.

Por mi parte, creo que la ilusión que se genera en esos días es esencial para los niños y las niñas. En mi caso, cuando mis padres ya me confirmaron que eran ellos mismos quienes dejaban los regalitos en el árbol, no me generó ninguna desilusión, al contrario, yo también me convertí en Reina.

Os dejo la carta que mi padre me escribió cuando tenía 10 años:

Iznalloz, 6 de enero de 1993

“Mi muy querida hija Eirene:

Hoy celebramos la fiesta de la Adoración de Jesús por los Reyes Magos de Oriente. El día en el que estos tres personajes llegaron y encontraron a un pobre niño pequeño en un pesebre y le ofrecieron como regalo lo mejor que cada uno de ellos tenía.

Aunque tú sabes que no son ellos en persona los que vienen a visitarte, debes saber también que nosotros -mamá y yo- somos como sus mensajeros que queremos celebrar año tras año con ilusión lo mismo que aquellos personajes celebraron ante el Niño de Belén. Es decir, queremos nosotros, tus padres, ofrecerte a ti y a tu hermano lo mejor que tenemos.

Sabes que este año no vivimos una situación muy buena: el cambio de casa, el encontrarme sin trabajo, los gastos que estamos teniendo que hacer para poner la nueva casa a punto, etcétera… han hecho que no podamos ofreceros muchos ni buenos regalos. 

Y ha sido eso precisamente lo que me ha hecho pensar en los Reyes Magos y en lo que su fiesta significa. Por eso siento desde hace unos días que mi mejor regalo de este año, lo mejor que tengo que ofrecerte a ti como niña que me recuerdas al Niño Jesús en todo lo bueno que veo en ti ( tu delicadeza, tu sensibilidad hacia los que sufren, tu amor por las cosas bonitas y bien hechas, tu comprensión hacia mí cuando muchas veces no te trato bien, tu capacidad de perdonar a tu hermano, de compartir tus cosas con él y con otros niños y niñas…)  no es ningún regalo comprado en una tienda, sino una carta donde pueda decirte donde pueda darte lo mejor que tengo y que siento por ti.

Quiero agradecerte, hija, en primer lugar, el haber venido al mundo. viniste un poco por sorpresa y nos pillaste a mamá y a mí (a mí más que a ella)  un poco despistados. eso ha hecho que probablemente hayas tenido que soportar muchas veces mis errores, mi ignorancia, min no saber qué hacer contigo en muchas ocasiones.

Por eso, en segundo lugar, quiero pedirte perdón por todas aquellas cosas que no he sabido o no he podido hacer bien contigo. Quiero que sepas que por encima de que a veces pueda verte herido con la forma en que digo las cosas, incluso con algún “coscorrón”, siempre te he querido y te sigo queriendo. lo que pasa es que hay veces en que sencillamente llego a un punto en que no se me ocurre que hacer para solucionar algo. 

Sé que esto puede llevarte a pensar que soy demasiado exigente, un “ogro” o cosas por el estilo. Cuando te ocurra ésto, quiero que recuerdes que por encima de esos “prontos” que tengo, estoy yo -tu padre- tu verdadero padre, el que te abraza, te besa, te escucha y te quiere.

No tengas miedo de decirme nunca las cosas. Si algo en la vida que me gusta es la verdad y me gustarìa saber siempre cuál es la verdad de mi hija aunque sea algo que tú piensas que puede no gustarme. Sé que a veces puede resultarte difícil, sobre todo si me ves en uno de mis “prontos”. Si no te sientes capaz de decírmelo, escríbemelo, como yo hago hoy contigo. Es también una buena manera de comunicarse y que he podido ver que tú también sabes hacer bien por algunas cartas y poesías que has escrito.

Por último y en tercer lugar quiero ofrecerte todo lo que soy punto no solamente las cosas que tengo y que puedo darte como padre ahora en tu infancia sino todo lo que yo soy y he recibido como un regalo de Dios nuestro Padre punto poco a poco irás creciendo irás necesitando cada vez menos esas cosas de nosotros y muy probablemente algún día seremos mamá y yo quienes necesitaremos de ti. 

Por eso quiero ofrecerte no cosas, sino aquello que he recibido de Dios y que me hacen ser lo que soy: mi ternura, mi amor, mi acogida, mi escucha, mi compasión, mi transparencia, mi bondad.

Y que cuando veas que me dejo llevar por esas otras cosas que están en mí que no son éstas te sientas libre para recordarme este ofrecimiento que hoy te hago. 

Hoy, en el Día de los Reyes Magos, quiero ofrecerte de la mano de cada uno de ellos estos tres regalos que son lo mejor que tengo: 

Con Melchor mi agradecimiento porque hayas venido al mundo y por todo lo que día a día tú me enseñas. 

Con Gaspar mi sincera petición de perdón por todas aquellas cosas y ocasiones en la que he podido meter la pata contigo. 

Con Baltasar mi ofrecimiento de lo que de lo que de bueno existen mí y que he recibido de Dios. 

Unos regalillos un poco raros y que quizá irás comprendiendo mejor a medida que vayas creciendo pero que espero te hagan también ilusión al recibirlos junto con esas otras cosillas que mañana te encontrarás al despertarte. deseándote la mayor felicidad del mundo recibe todo mi amor con el más fuerte de los abrazos.

Papá”

✨ Mi hija, el móvil y su abuelo: Crianza y Familia Política✨ 

Mi pareja y yo tomamos la decisión de que mi hija sólo tendría móvil a partir de los 12 años (no es que sea la mejor edad, es que creemos que no podíamos alargarlo más).

Evidentemente, ella empezó a pedirlo desde mucho antes.

En su 10 cumpleaños su abuelo, mi suegro, apareció con un móvil de regalo.

La niña, loca de contenta, lo abrió enseguida… ¿Cómo decirle ahora que no podía usarlo? ¿Cómo abordar ese tema con mi suegro cuando sabía perfectamente nuestra opinión al respecto?

Establecer límites con la familia política respecto a la crianza puede ser un proceso delicado, pero esencial para mantener una relación sana y equilibrada. Aquí hay algunos pasos que pueden ayudarte a establecer límites de manera efectiva:

Reflexiona sobre tus propios límites 

 Antes de hablar con tu familia política, tómate un tiempo para reflexionar sobre tus propias necesidades y expectativas. Define qué aspectos de tu vida y crianza de hijxs son líneas rojas y cuáles no. Establece prioridades. Identifica cuáles son los aspectos más importantes en los que deseas establecer límites con tu familia política. En este punto es bueno pensar el terreno en el que nos permitimos ceder y cuál no.

Habla con tu pareja

Antes de tomar decisiones sobre los límites, habla con tu pareja y asegúrate de que ambas partes estéis en la misma página. No sirve de nada que tú establezcas un límite que no es importante para él/ella. La comunicación entre la pareja es esencial para tener una posición unificada y respaldarse mutuamente. 

Son sus padres, no los tuyos.

Lo ideal es que sea tu pareja quien hable con su familia y ponga los límites (ya te encargarás tú de tu parte). Aún así, es importante que tú estés para apoyar lo que tenéis acordado y que sepan que es una decisión estable.

Habla con claridad

Cuando sea el momento de hablar con tu familia política, hazlo con claridad y con mensajes directos. Expresa tus necesidades y deseos de manera respetuosa pero firme. Evita rodeos o ambigüedades. La asertividad puede ayudarte para mantener aquello que quieras decir sin que las emociones del momento te hagan cambiar.

Escucha sus perspectivas

Permíteles expresar sus puntos de vista y preocupaciones. Escuchar activamente los ayudará a sentirse respetados y podría facilitar la comprensión mutua. En mi caso, con el móvil, mi suegro nos estuvo contando que él de niño tuvo muchas carencias y que no quería que su nieta pasara por eso. Que el poder hacerlo por ella, le hacía inmensamente feliz (tampoco pudo hacerlo con sus hijos). De esa forma entendemos los porqués y no atribuímos los actos a que ignoran nuestras directrices o que no nos toman en serio.

¡Ojo! Comprender el motivo no significa que vayamos a mover nuestro límite si este es firme, pero seguro que vamos a responder ante su comportamiento de otra manera.

Aprender a ceder y negociar

Gracias a que sabemos cuáles son nuestras prioridades, podemos ceder en otros aspectos. Por ejemplo, no cedo en que tome chucherías, pero puedo ceder en que se acueste un poco más tarde cuando está con sus primas (si es que esas son las cosas importantes para mí).

Ser demasiado rígidx no va a permitir que lleguemos a consensos, pudiendo peligrar los límites realmente básicos en tu forma de educar.

Establece límites específicos

Proporciona ejemplos concretos de los límites que deseas establecer. Por ejemplo, si deseas que respeten tu decisión sobre cómo criar a tus hijos, deja claro cuáles son tus enfoques y qué temas no deseas que discutan. 

Es una buena idea también hacer ver que existen ciertas consecuencias, no como amenaza, si no como respuesta a lo que se haga.

Usa técnicas asertivas

Mantén la calma y el respeto: Es probable que haya momentos de tensión durante estas conversaciones. Mantén la calma y evita confrontaciones emocionales. Respeta sus opiniones, incluso si no estás de acuerdo.

Constancia

Una vez que hayas establecido los límites, mantén la consistencia. No te sientas culpable por mantener tus límites y asegúrate de que todo el mundo que esté involucrado los respeten. 

Reconoce el progreso y los esfuerzos

Si notas que tu familia política respeta tus límites, agradece su comprensión y aprecio. Reconocer el progreso los motivará a continuar respetando tus necesidades.

Acepta que tomará tiempo

Cambiar dinámicas familiares y establecer límites puede llevar tiempo. Sé paciente y sigue trabajando en fortalecer las relaciones mientras estableces límites adecuados.

Recuerda que establecer límites no significa cortar lazos con la familia política, sino encontrar un equilibrio saludable para mantener una relación armoniosa y respetuosa entre ambas partes.

Si necesitas saber más sobre el tema o crees que hay situaciones para las que necesitas ayuda ¡no dudes en pedir información sobre las terapias que ofrecemos!

Soy una olla a presión

Las explosiones emocionales son expresiones muy intensas de sentimientos.

Esto, en sí, no es malo, pero puede llegar a serlo cuando existe cierto descontrol, haciendo o diciendo cosas de las que luego nos arrepentimos.

Las emociones son una parte esencial de la experiencia humana. Nos permiten expresar nuestras alegrías, tristezas, miedos y enfados… Sin embargo, hay ocasiones en las que estas emociones pueden tornarse abrumadoras y manifestarse en explosiones emocionales, generando conflictos en nuestras relaciones y dificultando nuestro bienestar. En este post, exploraremos diversas estrategias para aprender a controlar estas explosiones emocionales y cultivar una vida más equilibrada y saludable.

Comprender las emociones y su propósito

Las emociones son respuestas automáticas a estímulos internos o externos y tienen un objetivo adaptativo. Todas. Las que nos son agradables y las que no nos lo son tanto.

Por ejemplo, el miedo nos alerta de peligros potenciales, mientras que la ira nos impulsa a establecer límites y proteger nuestros derechos. Al entender que todas las emociones son válidas y tienen un propósito, podemos empezar a trabajar con ellas de manera más constructiva.

Practica la autoconciencia emocional

La autoconciencia emocional es la habilidad de reconocer y comprender nuestras propias emociones, así como ser conscientes de cómo esas emociones influyen en nuestro pensamiento, comportamiento y toma de decisiones. Implica estar en sintonía con nuestras experiencias emocionales internas y tener una comprensión clara de lo que sentimos en diferentes situaciones.

Esta habilidad va más allá de identificar las emociones básicas, como la tristeza, la alegría o la ira. La autoconciencia emocional nos permite reconocer emociones más complejas y sutiles, como la frustración, la ansiedad, la vergüenza o la gratitud. También implica entender la causa y el origen de nuestras emociones, así como cómo estas pueden ser influenciadas por nuestras experiencias pasadas, creencias y valores.

Es un componente fundamental de la inteligencia emocional, que es la capacidad de reconocer, comprender y gestionar tanto nuestras emociones como empatizar con las de lxs demás de manera efectiva. Al desarrollar esta habilidad, podemos tener un mayor control sobre nuestras respuestas emocionales y tomar decisiones más informadas y equilibradas en diferentes situaciones.

La autoconciencia emocional se puede desarrollar a través de la práctica y el autoreflejo. Algunas técnicas útiles incluyen llevar un diario emocional, practicar la meditación y el mindfulness, y estar atentxs a nuestras reacciones emocionales en diferentes situaciones.

Identifica los desencadenantes de las explosiones emocionales

Una vez que somos conscientes de nuestras emociones, es esencial identificar los desencadenantes que provocan nuestras explosiones emocionales. Estos pueden ser situaciones específicas, personas, pensamientos o recuerdos que evocan respuestas emocionales intensas. Al reconocer estos desencadenantes, podemos desarrollar estrategias para enfrentarlos de manera más controlada.

Aprende técnicas de autorregulación emocional

El estrés puede ser un catalizador para las explosiones emocionales. Aprender técnicas efectivas para manejar el estrés es fundamental para mantener la calma en situaciones difíciles. 

Nuestras emociones son como tener una olla con leche al fuego.

La leche se va calentando, pero cuando llega al punto de ebullición se derrama. La idea es saber en qué momento “quitar el cazo del fuego”. 

A esto se le llama autorregulación emocional. La autorregulación emocional es la capacidad de controlar nuestras emociones y comportamientos impulsivos.  ¡Ojo! No evitarlo, ni esconderlos, controlarlos. 

Cuando experimentamos una emoción intensa, es útil tomarnos un breve descanso para calmarnos antes de reaccionar porque una vez derramada la leche… sólo podemos limpiar el estropicio.

La práctica de ejercicios físicos, la respiración profunda, la relajación muscular progresiva y la atención plena son algunas de las estrategias que pueden ayudarnos a reducir el estrés y aumentar nuestra resiliencia emocional.

Es un proceso…

El proceso de aprender a controlar las explosiones emocionales puede llevar tiempo y esfuerzo. Es fundamental cultivar la paciencia y ser compasivos con nosotrxs mismxs durante este proceso. Aceptar que somos seres humanos y que todos experimentamos emociones intensas en ciertas ocasiones nos permite enfrentar nuestros desafíos emocionales sin juicio ni culpa.

Si nadie nos ha enseñado cómo gestionar lo que nos ocurre, es más difícil que lo aprendamos de un día para otro.

Buscar apoyo y ayuda profesional

Si las explosiones emocionales están afectando significativamente nuestra vida cotidiana y relaciones, es importante buscar apoyo y ayuda profesional. La terapia psicológica puede ser una herramienta valiosa para explorar las causas subyacentes de estas explosiones emocionales y aprender estrategias adicionales para manejarlas de manera efectiva.

✨¿CUANTO TARDARÍAS EN DECIRME TU NOMBRE?✨

875D89B8-AC8F-46F3-8841-561B1801F68A

Reconoce que no te dirías en la vida…o de l@s últim@s si te diese pistas.

.

.

Te dejas, te pospones, procrastinas, te desvalorizas, te sometes, te das hasta la extenuación…

.

.

En algún momento de nuestra vida hemos de recordar que la cosa es amarte COMO al prójimo, ni más ni menos.

.

.

Que lo primero eres tú. ¿Has pensado que pasaría si te hablases con respeto y cariño?¿si te escuchases y te hicieses caso?

.

.

Cuéntame.

Y si te ha gustado comparte .

#ayuda #apoyo #amorpropio #psicologiapositiva #psicologia #terapia #escucha #escuchaactiva #mujeres #hombres #emprendedoras #online #vida #coaching #coachingemocional

✨DUELO POR CORONAVIRUS: LA MONTAÑA RUSA✨

D391EECA-A309-4292-B42F-0935D44285C3

 

La situación en la que nos encontramos por la pandemia es un duelo en toda regla.

.

.

Quizás por ello @pilarjerico ha utilizado el modelo de fases que comúnmente se usa para explicar este duelo en el que nos tiene inmersos la pandemia.

.

.

Aunque como bien dice ella esto no es del todo así. En el duelo las cosas no son lineales. No es como un tren que va del punto A al B y pasa por las diferentes estaciones sino que se parece más a una montaña rusa y en un mismo día una persona puede pasar por la mayoría de estados descritos.

.

.

Espero que os ayude a entender el porqué os sentís cual montaña rusa.

.

.

#duelo #montañarusa #pandemia #covid19españa #covid19 #lavida #asieslavida #saludmental #efectospsicologicospandemia #efectospsicologicoscuarentena #cuarentena #psicologia #trabajopersonal #terapiadeaceptacionycompromiso #terapiascontextuales #life #emociones #educacion #resiliencia

“Te tiendo mi mano”

E692E099-BC38-4705-BC59-7394F3BE7B95

Desde que tengo uso de razón he tenido la intención de ayudar a los demás.

.

.

Esa intención con los años se convirtió en pasión y mi pasión en el que hoy es mi trabajo.

.

.

Con el tiempo he aprendido que no puedes ayudar a nadie que no quiera ayudarse a si mism@ porque es la única persona que puede salvarse. También he aprendido que el camino más corto para solcuionar un problema es afrontarlo; que detrás de toda emoción y sentimiento hay un mensaje; que ese mensaje bie leído es útil porque te ayuda a tomar decisiones en pro de vivir la vida pero que mal leído solo te lleva a sufrir.

.

.

También he aprendido que pocas cosas dependen de un@ mismo pero que lo poco o mucho que depende de nosotros nos salva de ahogarnos cuando la vida nos trae tormentas o tsunamis o todo junto.

.

.

No te diré que la vida siempre es bella pero si que hay multitud de belleza y de momentos en ella.

.

.

También te diré que desde aquí te tiendo mi mano y lo que sé para acompañarte en parte de este camino y darte estrategias y herramientas.

.

.

Puedo enseñarte a ser un nadador y surfista para sortear olas gigantes y puedo proporcionarte un paraguas. Ambas cosas no cambian que las olas vengan o que el cielo se ponga gris y llueva pero si que no te ahogues y que te el chaparrón te cale lo justo mientras dura.

.

.

Ponte en contacto conmigo por mensaje privado o WhatsApp: 640672355

#covid #coronavirus #ayuda #apoyo #confinamiento #cuarentena #psicologia #pensamientos #coaching

“El dolor de perder a un bebe antes de que nazca o al poco de nacer es real”

El duelo tras una muerte perinatal. Uno de cada tres embarazos no llega a buen termino. En nuestra sociedad es tabú hablar de cuando perdemos hijos que aún no han nacido. Se entiende, a menudo, que como no les has visto la cara o se la has visto durante muy poco tiempo el afecto y el dolor que a eso acompaña es algo menor, algo leve, que no tiene importancia.
Pero señores y señoras, esos seres humanos existen y sus familias merecen toda la atención, respeto, cariño y ayuda.
Evitar comentarios como “no tiene importancia, ya tendrás otro” y más de escucha, comprensión y amor.
La perdida de un bebé no sólo afecta a la madre que lo gesta, sino también a su pareja y es necesario que los dos reciban apoyo.

Ademas del apoyo de vuestra respuesta social, puede venir para bien poneros en contacto con profesionales de la psicología para que os presten apoyo y con grupos de ayuda mutua.

Os dejo el enlace a una asociación de padres y madres que han pasado por esta experiencia a la que os podéis dirigir:

http://www.umamanita.es

Y mis datos por si queréis poneros en contacto a nivel individual:

Consulta presencial en Granada y Jerez de la Frontera.

Consulta vía Skype desde cualquier lugar.

info@eirenegarcia.com

www.eirenegarcia.com

https://www.facebook.com/latabladesurf/

WhatsApp:0034 665206863

Leer un artículo al respecto en El Mundo.

“Cómo ser mas grande que tus miedos”

Nuestros miedos alimentan a nuestro monstruito interior.
La mayor parte de las veces tenemos miedo a cosas que no está pasando en este preciso momento y que es poco probable que ocurran.
Si eres capaz de pararte y revisar hasta que punto esa historia que el monstruito te cuenta es cierta y tienes pruebas de ello, te hace ser la persona que deseas, tener las relaciones que deseas, en el 99% de los casos comprobarás que no hay hechos que la fundamenten y no te sirve de absolutamente nada, no te ayuda.

Esta es una forma de tener al margen al monstruito y que de que tus sueños y metas sean más grandes que tú miedo.

8 SITUACIONES EN LAS QUE PEDIR APOYO PSICOLÓGICO.

Cuando la cosa se pone negra, en muchas ocasiones tenemos recursos para poder salir del pozo por nuestro propio pie.
Si ves que eso a ti no te pasa,  que lo has intentado todo para salir pero no funciona  y ya estás harto/a de sufrir, pide ayuda. 

pexels-photo-167964

 

¿Y cuándo se que tengo que pedir ayuda a un profesional de la psicología?

  • “Quiero cambiar”: sientes que ha llegado tu momento. Hay cosas de ti y tu vida que quieres cambiar o aprender a gestionar mejor.
  • “Quiero averiguar o tengo ya un objetivo en la vida y quiero alcanzarlo pero no se ni por donde empezar”.
  • “Me pongo muy nervioso. Si no tengo el control de la situación me angustio,siento dolor en el pecho, pienso que voy a morir”.
  • “Me siento incapaz de tomar una decisión”.
  • “Las relaciones de pareja que he tenido hasta ahora han resultado ser tóxicas para mi. Me anulan y no las vivo bien”.
  • “Soy un perfeccionista empedernido y el resultado nunca es lo suficientemente bueno”.
  • “Me siento tan triste que no tengo ganas de hacer nada. He perdido la ilusión, ya no disfruto de nada
  • “Siento que no puedo vivir sin una persona o cosa”.

De la misma manera que vas al médico si te duele el dedo gordo del pie, cuando a nivel personal y emocional no andamos finos podemos acudir a un psicólogo. Así que si te sientes reflejado en alguna de las situaciones descritas anteriormente y quieres aprender a sentirte tranquilx,  no dudes en ponerte en contacto conmigo.

pexels-photo-321576

Imagen2

Eirene García. Psicóloga.

www.eirenegarcia.com

info@eirenegarcia.com

Teléfono WhatsApp: 665206963.

 

“Los psicólogos somos los ópticos del alma”

pexels-photo-325523

“Yo no necesito ir a ningún psicólogo, porque no estoy loco”. La de veces que he oído esto no os las puedo contar.

Este post es para aclararte lo que los psicólogos hacemos y para qué servimos, porque a la mente hay que cuidarla como cuidamos nuestro cuerpo, y de la mente es precisamente de lo que nos ocupamos nosotros.

Igual que vas al nutricionista para aprender a comer cosas que te hagan bien, puedes ir al psicólogo para aprender a cuidar tus pensamientos y emociones.

Los psicólogos ayudamos a cambiar el chip, a ver la vida de otra manera, a vivir una vida que merezca la pena ser vivida, a que consigas tener la vida que quieres y también la que a veces es y no quieres.

Os proporcionamos recursos o que aprendáis a usar los que ya tenéis para afrontar la vida cuando viene torcida. Porque así es, a veces es una auténtica putada.

Os escuchamos, acompañamos, enseñamos, apoyamos, tranquilizamos, comprendemos…en ese proceso que muchos y muchas decidís emprender para generar cambios en vosotros mismos y aceptar cuando la vida viene torcida, para así mejorar vuestro bienestar y  vuestro paso por el mundo.

El mundo no tiene porqué ser un valle de lagrimas. No hay necesidad de sufrir gratuita y eternamente.

Así que si VES que sufres demasiado, sientes que el mundo está en tu contra, tienes muy mala suerte y nada te sale bien, te da ansiedad vivir, tu felicidad depende de la presencia de alguna persona o cosa en concreto…quiero que sepas que una píldora no curará tu tristeza permanente, ni tu insatisfacción permanente, ni tu ansiedad permanente. No necesitas una píldora, necesitas unas gafas nuevas para el alma y de eso nos ocupamos nosotros.

Un abrazo y un montón de amor para todos.

Imagen2

Eirene García. Psicóloga.

TERAPIA PRESENCIAL Y ON-LINE.

Mas información:

www.eirenegarcia.com

info@eirenegarcia.com

Teléfono- WhatsApp: 665206863.